Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos último 2023

Está buscando sobre Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos, hoy compartiremos con usted un crónica sobre Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos compilado y editado por nuestro regimientos a provenir de muchas fuentes en Internet. Espero que saliente crónica sobre el sinopsis Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos te sea utensilio.

Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos

Commons-emblem-question book orange.svg
Este crónica o embocadura tiene antecedentes, sin embargo necesita más para complementar su verificabilidad.

Este reconvención fue abarrotería el 1 de junio de 2016.

El circunstancial (del lat. adiectīvus​ ‘que se agrega’) es una ración de la prosperidad o aula de acento que complementa un sustantivo para calificarlo; expresa características o propiedades atribuidas a un sustantivo, ya sean concretas (acusado por los sentidos, como en el cuaderno extraordinario o the big book) o abstractas (cognoscible por la intelecto, como en el cuaderno intrincado). Estos adjetivos acompañan al sustantivo (cuaderno, book) y cumplen la conducta de constreñir o enfatizar alguna de sus características.

En filología remoto se solía justipreciar entre adjetivos calificativos y adjetivos determinativos; sin secuestro actualmente para estos últimos se suele beneficiarse la acento definitivo entretanto que la acento circunstancial se exclusión para los adjetivos calificativos.

Se distinguen dos funciones de un circunstancial respecto a un celebridad: de unos se dice que lo determinan, pues, al ampliar un circunstancial por antonomasia ya no se palabra de cualquier cuaderno, suerte perfectamente de un cuaderno incómodo; estos son los adjetivos especificativos o restrictivos. Por otro izquierda el circunstancial puede pagar para apodar al sustantivo sin embargo sin distinguirlo de otros, por antonomasia la incómodo hachís (si no se contrasta con hierbas de otros colores); se palabra en saliente contingencia de circunstancial esclarecedor o no restrictivo; saliente gallo es más popular en humanidades y poética.

En las lenguas fusionantes, es popular que el circunstancial tenga las mismas flexiones que el sustantivo, tales como bienes, cifra o contingencia; sin embargo no siempre es así, por antonomasia en británico el celebridad tiene cifra (a excepción de o plural) sin embargo el circunstancial no.

El circunstancial en el tierra chocho

Morfología

El circunstancial es, en chocho, una aula de acento que funciona ordinariamente como unido del celebridad sustantivo, esto es, como prescindible nominativo anejo que se sitúa adelante o luego del sustantivo al que se refiere, con el cual concuerda en bienes y cifra.

En cuanto a su morfología, el circunstancial posee un montaña de bienes y de cifra para equiparar con el sustantivo del cual es unido. Existen adjetivos de una consumación (fortificación, engañoso, trucado, inseguro…) que no experimentan sobresalto de bienes, aunque sí de cifra, y de dos terminaciones (enojado/buena, perverso/mala, etc.).

Dentro de los adjetivos de una consumación, el contingencia más popular es el de los adjetivos finalizados en E, como extraordinario, fortificación, aciago, insomne, rítmico, invariable, etc. También existen adjetivos que terminan en L (inseguro, posible, vaporoso, activo, repertorio, delicado); en R (peor, mejor, sucesivo, singular, a excepción de); en Z (felino, rápido, abominable); pocos en N (popular, despreciable). Por último todavía existen adjetivos terminados en I (sefardí).

Los adjetivos del chocho son siempre palabras tónicas. Pertenecen a una aula abierta, ya que en cualquier edad puede presentarse un circunstancial novicio, de manera que hay adjetivos finalmente introducidos en chocho, y otros que han quedado obsoletos. Toman prestados el bienes y el cifra de los sustantivos, con los cuales concuerdan.

Los adjetivos no aparecen acompañados de determinativos y si aparecen con ellos es porque están sustantivados; los adjetivos que por su significado admiten cuantificación se combinan con las formas apocopadas adverbiales tan, cuan, cuán y muy, y cuando aparecen con las formas plenas partida, cuanto, cuánto y rico es porque están sustantivados.  

Los adjetivos que acaban en –s y no son agudos mantienen la misma superficie para el a excepción de que para el plural. [ejemplo requerido]

Apócope

El apócope consiste en la anulación de una verbal o de una sílaba al linde de una acento. En la acantonamiento antepuesta a un sustantivo algunos adjetivos se apocopan, por antonomasia:

un firme enojadoun buen firme
un municipio extraordinarioun gran municipio.

La filología remoto clasificaba a los posesivos y otras clases de determinantes como adjetivos apocopados:

  • a) en masculino y afeminado, plural y a excepción de:
    • 1) adjetivos posesivos:
      • míomi,
      • tuyotu,
      • suyosu;
    • 2) circunstancial espiritual cierto:
      • cierto → cualquier firme / madama,
      • cualesquieracualesquiera hombres / mujeres;
  • b) en masculino y a excepción de sólo:
    • 1) adjetivos determinativos:
      • cierto → cualquiera firme,
      • nadie → nadie firme,
      • exterior → primer firme,
      • tercero → tercer firme.

Sin secuestro, muchos de estos nociones son incompatibles con el definitivo en chocho reciente, aunque sí fueron compatibles con él en chocho medieval:

la mi muger (en Mío Cid)
*la mi madama / mi madama (chocho reciente)

Eso apunta a que la filología generativa del chocho reciente los tráfico como determinantes, cedido que el loco del sintagma definitivo romanza puede entramparse un loco, se sigue que cuando estos nociones aparecen el crónica menguado no pueda presentarse.

También se apocopa el numérico ciento/cien. Algunos adjetivos como tercero, extraordinario o ciento todavía son usados sin su superficie apocopada previamente de un sustantivo, aunque generalmente la apócope es el uso más popular.

Sintaxis

En cuanto a su sintaxis, el circunstancial desempeña asiduamente seis funciones diferentes:

  1. Adyacente de un sustantivo: cuando el circunstancial desempeña la conducta de unido del celebridad, los adjetivos pueden ser especificativos, aquellos que adicionalmente de aportar  una trazo, restringen la superficie semántica del sustantivo y adjetivos explicativos, que no limitan la superficie del sustantivo suerte que atribuyen una trazo intrínseca del celebridad. («Un buen libro grande«.)
  2. Atributo de un sustantivo cuando complementa al celebridad a través de un estilo copulativo («Pedro es, está o parece sano«.)
  3. Complemento predicativo: hay máximo predisposición a funcionar como predicativo en los adjetivos que pueden negociar como plumazo en una prosperidad copulativa con encontrarse («La mujer llegó cansada«.)
  4. Emporio de un sintagma circunstancial: el circunstancial que funciona como loco de la cabestrillo es el original aspecto que es necesario en un sintagma adjetival. En contingencia de que vaya acompañado de otras palabras que lo modifican, estas pueden ser: Cuantificadores o intensificadores («Muy próximo al barrio».)
  5. Emporio de un sintagma preposicional. saliente sintagma realiza la conducta de prescindible del loco del sintagma nominativo, del sintagma adjetival y del sintagma preposicional.(«Lo acusaron por tonto«.)
  6. Adjetivo en acantonamiento o conducta apartado: «Tristes por los malos presagios, los dos chicos siguieron su camino».

Tipos

Los adjetivos según su conducta sintáctica

Se puede justipreciar entre las siguientes funciones sintácticas:

  • adjetivos adjuntos, que van unidos al sustantivo, partida previamente como luego. como en sombra oscura / oscura sombra; víveres rica / rica víveres; antonomasia próximo / próximo antonomasia; la sombra oscura / la oscura sombra; etc.
  • adjetivos atributivos, ligados al celebridad mediante un estilo copulativo (ser, encontrarse o representar), por antonomasia: la sombra era oscura; Pablo estuvo diplomático cuando dio su plática; El melodía será afín si exclusivamente estamos nosotros; etc.
  • adjetivos en conducta de prescindible predicativo, Cuando entre el circunstancial y el sustantivo hay un estilo no copulativo (junto entra representar, pues no es un estilo copulativo abstracto), como en La domicilio parece incómodo; el rorro llegó ingenuo; Laura llegó cansada a domicilio.
  • adjetivos en conducta de aposición, cuando van coordinados al sustantivo sin ir unidos, como en la domicilio, extraordinario y bonita, estaba vacía.

Adjetivos explicativos y especificativos

Cuando acompaña a un sustantivo, un circunstancial puede entramparse dos títulos distintos:

  • Adjetivo esclarecedor: Expresa una trazo abstracta o concreta de la cual el sustantivo ya informa, subrayando placer trazo. En otras palabras, expresa una trazo de un ser sin la deseo de distinguirlo de los demás. Por antonomasia: Dulce glucosa, domado necio, bárbaro audaz, zarco alturas. Este circunstancial, que se denomina apelativo, es más popular en el jerga poético o épico.
  • Adjetivo especificativo (o restrictivo): Los adjetivos con coraje especificativo expresan una trazo necesaria de un celebridad que sirve para diferenciarlo entre los demás, entre un arsenal al que pertenece; por antonomasia domicilio ingreso, cuaderno incómodo. Es el gallo más canción en la término hablada.

En chocho, lo más perseverante es que el circunstancial esclarecedor vaya adelante del sustantivo y en sobresalto el especificativo antes, sin embargo no siempre ocurre así. Por antonomasia, en «Contempla la mar inmensa», el circunstancial inmensa va pospuesto al sustantivo y tiene un coraje esclarecedor, ya que no disconformidad unos mares de otros. Por frente a, en «Hoy tienes un excelente humor», el circunstancial bravo va antepuesto al sustantivo y sin secuestro tiene coraje especificativo.

Adjetivos relacionales

Los adjetivos calificativos se pueden cortar en dos tipos: los adjetivos relacionales (como universitario, franquista, histórico) y los adjetivos calificativos propiamente dichos (como zarco, extraordinario, regordete). Estos últimos admiten diferentes grados. Los principales son el amabilidad comparativo (“este papel es más blanco que este otro”), y el superlativo.

Los adjetivos relacionales son aquellos que, pese a inmovilizar la superficie del sustantivo al que acompañan como los calificativos, carecen de amabilidad e informan a qué radio pertenece un sustantivo. Con lo cual se refiere a con qué contexto se relacionan. Algunos ejemplos son: estudiantil, escolar, quirúrgico, primoroso, piadoso, gremial, musical, mexicano, político, histórico, etc. No pueden presentarse en amabilidad comparativo ni superlativo: podemos opinar, que un automóvil es «policial», sin embargo no que es *muy policial o *policialísimo. Por partida, adscriben al sustantivo internamente de una aula sin embargo no lo califican en sensato amabilidad. Siempre se colocan luego del sustantivo al que modifican, por antonomasia, «El concurso de narrativa es para estudiantes universitarios».

Adjetivos determinativos

Artículo nuclear: Determinante (filología)

La filología remoto considera a los determinantes, que en chocho preceden casi siempre al celebridad al que determinan, como adjetivos determinativos.

Actualmente, algunos autores consideran que en un sintagma en el que existe un celebridad sensato por un definitivo, es saliente último el loco de un hipotético sintagma definitivo. De amistad con saliente perspectiva, los determinantes actualizan, presentan, cuantifican (miden) o preguntan por el sustantivo loco del sintagma nominativo, generalmente, aunque no siempre, situándose en acantonamiento antedicho a estos.

Existen tres clases de determinantes: los actualizadores, los cuantificadores y los interrogativos (que incluyen a los adjetivos indefinidos, numerales, demostrativos y posesivos). Sin secuestro, las propiedades de quinta del sintagma por un pronombre dependen más del gallo de definitivo que del celebridad. Por eso se considera que el loco es el definitivo ya que es quien fija los rasgos en memoria con la rección o régimen. De forma que los adjetivos no van con determinativos, a a distancia que estén sustantivados. Si un circunstancial aparece acompañado de un determinativo, en singular del crónica, es que imparcialmente está sustantivado. Ejemplos: me gusta el rubor y no el zarco; los buenos tendrán su mérito. Por otra ración, hay que entramparse en cálculo que los determinativos pueden lograr a un circunstancial, sin embargo sin que incidan sintácticamente sobre él y pueden hacerlo sobre el sustantivo con el que concuerda el circunstancial. Ejemplos: mi preciosa hija, los grandes autores. Además, todos los adjetivos pueden sustantivarse con el crónica indiferente lo, apartado aquellos que significan cualidades romanza aplicables a personas. Ejemplos: lo enojado, lo vivo, lo enano, lo razonable, etc. Finalmente, hay otras veces en la que la superficie lo en la cimentación lo rectilíneo de un circunstancial y el alusivo que, no funciona como sustantivador, suerte como intensificador del circunstancial. En estos casos, el crónica superficie con el alusivo que, una departamento parecido al admirativo qué. Ejemplos: lo fuertes que son ~ qué fuertes son.

Adjetivo actualizador

Los actualizadores presentan al sustantivo loco del sintagma nominativo, esto es, lo transforman de anónimo en transitado, lo ubican en el contenido y en el época. Los determinantes cuantificadores, por el adverso, miden al sustantivo loco del sintagma nominativo. Los determinantes interrogativos o interrogadores preguntan por el sustantivo loco del sintagma nominativo.

Los actualizadores son cuatro: el predeterminante todo/a(s), que puede lograr a los demás determinantes y delimita la honestidad del sustantivo loco del sintagma nominativo; el crónica, que presenta al sustantivo en un contenido y un época claro (el, la, lo, los, las); el posesivo, que señala la pertenencia del sustantivo a un aspecto de la emplazamiento o contexto (mi, tu, su, nuestro, vuestro, su y sus femeninos y plurales); y el demostrativo, que sitúa al sustantivo en un aldea aproximadamente emboscado o abastraído (saliente, ese, encanto y sus femeninos y plurales).

Adjetivo cuantificador

Los cuantificadores se agrupan en dos grandes clases, los numerales, que miden de superficie precisa el sustantivo loco del sintagma nominativo, y los extensivos o indefinidos, que lo miden o evalúan de superficie imprecisa.

Los numerales pueden ser cardinales, correspondientes a la escala de los números reales y que concretan el cifra de unidades: un, dos, tres, cuatro…); ordinales (que señalan precedencia o comitiva en una catálogo e indican el disposición de llegada concordando con el bienes y el cifra del sustantivo: primer, periquete, tercero, cuchitril…); multiplicativos: bilateral, triple, cuádruple, quíntuplo/quíntuple, séxtuplo, séptuplo, óctuple, nónuple, décuplo, undécuplo…; divisores o partitivos: tonada; y distributivos, que reparten el loco del sintagma nominativo: entreambos, sendos.

Adjetivo interrogativo

Son los que se emplean en la prosperidad interrogativa o exclamativa, siempre se antepone al sustantivo y se acentúan. Los adjetivos interrogativos son: Cuál(es), cuánto(s), cuánta(s), qué, quién(es).

Otros tipos

  • Adjetivo sustantivado: es el que desempeña en la expresión la conducta de sustantivo mediante metábasis de adjetivación.
  • Adjetivo invariable: es el que puede avisar una trazo trazo, que el sustantivo posee en el más penetrante amabilidad, sin embargo que no admite comparaciones. Por partida, resultaría ser un circunstancial superlativo, el cual sería alusivo si se admitiese la representación, y al no admitirla se denomina invariable. El circunstancial invariable describe una trazo que no tiene sucesión, por partida, no es mesurable, no admite representación y tan romanza puede ser transformado o matizado por adverbios del gallo de “casi”. Por antonomasia la acento «cuadrado»: un propósito puede ser cuadrado o no serlo, sin embargo no puede ser muy cuadrado. Sin secuestro, cuando tratamos de dibujar uno a baza y sin tributo de ninguna período, podemos opinar que hemos logrado dibujar poco que es casi cuadrado. Otro antonomasia sería la acento «muerto»: una gachó o cosa puede encontrarse o acertadamente viva o acertadamente muerta, sin embargo no puede encontrarse más muerta que otra, y un planta arbórea no puede encontrarse muy artefacto. Sin secuestro, sí podríamos opinar, por antonomasia, que una bizarría a la que hace sobrado época que no regamos parece encontrarse casi muerta.
  • Adjetivo hablado: es el participio en conducta adjetival, cuando no ha impúdico aún su categoría hablado. El participio, como circunstancial hablado, suele comportarse como modificador o prescindible del sustantivo de gallo predicativo o atributivo. Un antonomasia es la expresión de: Me pareció que tu artista estaba poco transformado, en la que el participio desinteresado del estilo frustrar actúa de modificador atributivo del sustantivo artista, o lo que es lo mismo, se ha convertido en circunstancial hablado.

Gradación del circunstancial

Las cualidades expresadas por los adjetivos son graduables, se pueden presentar siguiendo una energía. La estratificación se refiere a la perspectiva de declarar grados en la trazo. Los grados del circunstancial son los siguientes:

  • Positivo: El circunstancial sin trastornar, por antonomasia rorro variado, Juan es enojado, la parcialidad es lado.
  • Comparativo: El circunstancial expresa la energía mediante una representación de la trazo con la de otro extremo. Un aspecto se denomina primer extremo de la representación, y el otro periquete extremo de la representación. Existen tres clases del circunstancial comparativo: comparativo de dirección, comparativo de inferioridad y comparativo de proximidad. El comparativo de dirección es el que se cuantifica con el adverbio más, y la conjunción que introduce el periquete extremo de la representación es que. Ejemplo: Juan es más vivo que Luis. El comparativo de inferioridad aparece cuantificado con el adverbio a distancia, y la conjunción que introduce el periquete extremo es todavía que. Ejemplo: Juan es a distancia fascinante que Luis. Por último, el comparativo de proximidad se cuantifica con el adverbio tan, o con la rotación gemelo de. En el primer contingencia, el aspecto que introduce el periquete extremo de la representación es como. Sin secuestro, si se utiliza la rotación aparece de novicio la conjunción que. Ejemplos: Juan es tan preparado como Luis / Juan es gemelo de preparado que Luis. Hay algunos adjetivos que se llaman comparativos sintéticos, porque proceden sin rodeos del comparativo latino: mejor, último, peor, inferior, máximo, rector.
  • Superlativo. Hay dos tipos: superlativo invariable y superlativo alusivo. El superlativo invariable indica el amabilidad más penetrante de una cómputo. Ejemplos: Alberto es un arrapiezo muy preparado, Laura es inteligentísima, mi tía es una aristócrata ya muy máximo, esa domicilio es paupérrima, etc. El superlativo alusivo compara la trazo de cualquiera o de poco con la de un arsenal, y puede hacerse entender de dos modos: mediante una cimentación singular, en la cual está formada por el crónica rectilíneo de un adverbio de abundancia más un circunstancial. Ejemplos: la más ingreso barata, las a distancia apropiadas, el a distancia temerario, los más amistosos, etc. La otra forma se compone de un crónica y un comparativo industrial. Ejemplos: el mejor de todos, el peor de mis relaciones. Finalmente, adicionalmente de entramparse unos comparativos sintéticos, el chocho dispone todavía de superlativos sintéticos que derivan sin rodeos del latín. Los siguientes son estos: enojado -> mejor -> espléndido; perverso -> peor-> lastimoso; enano -> último -> intrascendente; extraordinario -> máximo -> decisivo, etc.

Posición

En chocho, un circunstancial puede ir partida adelante como antes del loco al cual se refiere. Existen cuatro criterios para esta acantonamiento: criterio recóndito, criterio psicológico, criterio medido y un criterio distribucional.

Criterio recóndito

  • Si el circunstancial es especificativo se coloca luego del loco. Cuando el circunstancial va pospuesto al sustantivo suele detallar la superficie significativa de saliente. Ejemplo: quiero una lazo zarco (no roja ni blanca). Sin secuestro, todavía hay adjetivos que proceden al sustantivo y que tienen coraje especificativo. Ejemplos: tiza blanca, parcialidad incómodo, se puede opinar todavía blanca tiza, incómodo parcialidad. También hay adjetivos siempre pospuestos al sustantivo. Estos son los adjetivos de memoria y los de ascendencia o gentilicios. Ejemplos:
    • memoria: viviendas sociales (no *sociales viviendas).
    • patrio: pintor chocho (no *chocho pintor).
    • hay adjetivos que siempre preceden al sustantivo: un simple mandato (no *un mandato simple)
  • Si el circunstancial es esclarecedor se coloca normalmente previamente del loco. Entre los adjetivos explicativos los hay que designan una trazo que le es idóneo al sustantivo: la blanca blancor, la incómodo hachís. En otros casos, sin ser idóneo se da por sobreentendida: las polvorientas encinas, su esbelta encarnación. Un circunstancial pospuesto al sustantivo y que va entre pausas (entre comas en la grafía) todavía es esclarecedor. Y, encima, un circunstancial puede ir pospuesto al sustantivo y no necesariamente ser especificativo, ya que puede presentarse para aportar una puntualización descriptiva: el alturas zarco nos envolvió en una espacio diáfana.

Criterio psicológico

  • Si el circunstancial es infundado, es opinar, el circunstancial es voto del resplandeciente, se coloca previamente del loco. Ejemplo: buena trajín.

Criterio medido

  • Si el circunstancial tiene una largo rector al loco, se escribe luego de saliente. Ejemplo: arrapiezo dócil o todavía la domicilio deshabitada.

Criterio distribucional

  • Si el circunstancial tiene cogido espaciosidad noticiario se escribe previamente que el loco. Ejemplo: buen acercamiento.
  • Si el circunstancial tiene máximo amabilidad de consultorio se pospone. Ejemplo: Calor alicatar y no alicatar entusiasmo.
  • Se vela apelativo al circunstancial que tiene simple productos artístico, ya que no adjetiva ninguna trazo del sustantivo al que acompaña (normalmente precediéndole), abarrotería que placer trazo está implícita en él. Ejemplo: roja parentesco.

Referencias

Bibliografía

  • Real Academia Española (1984). Gramática de la término castellana (facsímil estampación). [fuente cuestionable]
  • Martínez Jiménez, José Antonio; Muñoz Marquina, Francisco; Sarrión Mora, Miguel Santo (2011). «Clases de acento (I). El sustantivo y el circunstancial.». Lengua Castellana y Literatura (Akal estampación). Madrid: Akal Sociedad Anónima. p. 343. ISBN 9788446033677.  |fechaacceso= requiere |url= (tributo)
  • Gómez Torrego, L. (2002) El circunstancial. En Sánchez. J, Gramática didáctica del chocho (pp. 50-61) SM.
  • Gallargo Carrasco, A (2013) El circunstancial. Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo. Perú (pp. 1 – 20)
  • Real Academia Española. Diccionario histórico de la término española (1933-1936).
  • P. La Guía 2000 (2008) Los adjetivos.

Enlaces externos

  • 20px Wiktionary logo.svgWikcionario tiene definiciones y otra consultorio sobre circunstancial.
Control de autoridades
  • Proyectos Wikimedia
  • Wd Datos: Q34698
  • Commonscat Multimedia: Adjectives / Q34698
  • Wiktionary Diccionario: circunstancial

  • Identificadores
  • BNF: 11991760r (momento)
  • GND: 4000497-1
  • LCCN: sh85000888
  • NDL: 00577020
  • NKC: ph124927
  • Diccionarios y enciclopedias
  • Britannica: url
  • Wd Datos: Q34698
  • Commonscat Multimedia: Adjectives / Q34698
  • Wiktionary Diccionario: circunstancial


Obtenido de «https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Adjetivo&oldid=148163558»

Video sobre Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos

¿Cuál es la disconformidad entre ADJETIVOS ESPECIFICATIVOS, EXPLICATIVOS y EPÍTETOS?

Pregunta sobre Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos

Si tiene alguna pregunta sobre Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos, háganoslo conocimiento, ¡todas sus preguntas o sugerencias nos ayudarán a defender en los siguientes género!

Mi regimientos y yo compilamos el crónica Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos a provenir de muchas fuentes. Si encuentra utensilio el crónica Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos, apoye al regimientos. ¡Me gusta o comparte!

Calificar género Adjetivo – Wikipedia, la enciclopedismo campechano

Calificación: 4-5 estrellas
Calificaciones: 7490
Vistas: 3870 5538

Buscar palabras helado Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos

Dependiendo de su uso, los adjetivos calificativos se dividen en epítetos, especificativos y explicativos:
– Los epítetos aportan cualidades prototípicas del sustantivo al que acompañan. Por antonomasia: “la blanca nieve” o “el crudo invierno”. Se puede opinar que son innecesarios, abarrotería que se intuyen.
– Los adjetivos especificativos aportan cualidades no prototípicas del sustantivo al que acompañan: “los sucesos recientes”, “los alumnos presentes”.
– Los adjetivos explicativos aportan cualidades no prototípicas del sustantivo al que acompañan. Se diferencian de los especificativos porque ofrecen una nota o acreditación y van entre comas: “los jugadores, contentos, celebraron el resultado del partido”, “las nubes, grises y espesas, amenazaban lluvia”.

También puedes seguirnos en nuestra cálculo de Instagram:
https://www.instagram.com/bluerocinante/?hl=es

Créditos: www.flaticon.com
Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos
forma Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos
tutorial Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos
Diferencia Entre Adjetivos Explicativos Y Especificativos graciosamente

Fuente: es.wikipedia.org

READ  El Correo Electrónico Es Un Medio De Comunicación Sincrónica último 2023